71 fallecidos por un accidente aéreo en Moscú

Categorías Noticias

Un avión de Saratov Airlines donde volaban sesenta y cinco pasajeros y seis tripulantes se ha estrellado al poco de elevarse, provocando la muerte de todos los ocupantes. El ministerio de Emergencias ruso ha publicado la lista con el nombre de las setenta y una personas que han perdido la vida, entre ellas dos niños y un adolescente.

‘Un Antónov An-148 que efectuaba el vuelo (6W)703 de Domodédovo (Moscú) a Orsk ha sufrido un accidente cerca de Stepánovskoye, en el distrito Ramenski de la región de Moscú’, ha dicho en un comunicado oficial el ministerio de Emergencias ruso.

¿Fallo técnico o error humano?

Según Sputnik, el comité de investigación de Rusia ha anunciado la apertura de una investigación por el siniestro. La portavoz del comité, Svetlana Petrenko, ha dicho que se ha abierto el expediente por una supuesta ‘violación de las reglas de seguridad aeronáutica y explotación de los medios de transporte aéreo que ha derivado en la muerte de más de una persona’.

El avión ha desaparecido de los radares al poco del despegue del aeropuerto de Moscú, Domodedovo. La agencia rusa del transporte aéreo, Rosaviatsia, ha informado que la tripulación del An-148 dejó de contestar a los controladores aéreos pocos minutos después del despegue. Según Flightradar24, una web sueca que hace un seguimiento en tiempo real de los vuelos de todo el mundo, el avión ha pasado de los 1.889 metros de altitud a los 975 en el último minuto antes de que el radar perdiera la señal. En aquel momento, el avión era a unos veinte kilómetros al sudeste de Domodedovo.

A pesar de que este tipo de accidentes suelen hacer creer lo contrario, lo cierto es que el avión es uno de los medios de transporte más seguros que existen. La inmensa mayoría de vuelos llegan a su destino sin ningún problema, pero cuando hay un accidente de este tipo suele tener un gran impacto mediático y la política del miedo ejercida desde los medios de comunicación condicionan nuestra manera de pensar.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *